La Fundación Miguel Torres colabora con Codes-Cam en la ampliación de una escuela en Camerún

Noticia / 2015 · 04 · 08

La Fundación Miguel Torres colabora con la ONG Codes-Cam (Cooperació pel Desenvolupament del Camerún) en la ampliación de una escuela rural en Camerún. El proyecto prevé la construcción, en diferentes fases, de 8 aulas con el objetivo de mejorar las condiciones de los 400 alumnos de 6 a 12 años inscritos en la escuela de primaria de Ndjoré II, una localidad de 2.200 habitantes situada en la región central del país. Hoy la escuela solo tiene 4 aulas que están masificadas y en condiciones precarias. 

La Fundación participa en la primera fase del proyecto, que contempla la construcción de 2 aulas para el curso 2015-2016, con la posibilidad de continuar financiando las siguientes fases. Esta iniciativa solidaria de la ONG barcelonesa, focalizada en el desarrollo social del Camerún, cuenta con la colaboración técnica de la Universidad Politécnica de Catalunya, la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona y la Universidad Sin Fronteras, y la implicación del que había sido director de viticultura de Bodegas Torres hasta el 2009, Miquel Porta.

Fundada en 1986 y focalizada en ayudas a la infancia desde 2001, la Fundación Miguel Torres selecciona cada año un proyecto impulsado por organizaciones públicas o privadas. “El desarrollo de un país está muy relacionado con la educación, por esto damos tanta importancia a los proyectos dirigidos a formar y educar a los niños y niñas que podrán contribuir a ese desarrollo”, señala Waltraud Maczassek, presidenta de la Fundación y esposa del presidente de Bodegas Torres, Miguel A. Torres. 

Este es el primer proyecto en Camerún en el que colabora la Fundación Miguel Torres, y el segundo en el continente africano. Las ayudas de la Fundación han llegado ya a 11 países de cuatro continentes para financiar la construcción de un total de 14 escuelas y casas de acogida para niños y niñas en Burkina Faso, Filipinas, Chile, España, India, Estados Unidos, China, Bélgica, Brasil, México y Camerún.

Entre las colaboraciones más recientes, destaca la aportación en 2014 de 275.000 euros, superior a la media anual destinada a estos fines, para la construcción de una casa de acogida para 50 niñas en situación de desamparo y desprotección familiar en la ciudad mexicana de Guadalajara, gestionada por la asociación sin ánimo de lucro ‘Casa Hogar Alegría’.

Además de las ayudas a la infancia, la Fundación Miguel Torres también colabora en proyectos de ámbito local para atender a las familias con recursos limitados, con donaciones a los bancos de alimentos y organizaciones como Caritas, Fundació Raval Solidari o Associació Ressò de Vilafranca del Penedès, entre otras.